Enlaces a recursos sobre el AÑO LITÚRGICO en educarconjesus

Un pastor compasivo Mc 6,30-34 (TOB16-18)

“¡Ay de los pastores que dispersan y dejan perecer las ovejas de mi rebaño!” (Jer 23,1). En la primera lectura de este domingo nos sorprende este lamento que el profeta Jeremías pone en la boca del mismo Dios. El Señor se preocupa por la suerte que amenaza a sus ovejas cuando los pastores no son responsables.
 Es verdad que, aun siendo silencioso, Dios no es neutral. De hecho, el Señor promete intervenir para reunir al resto de sus ovejas y conducirlas a sus dehesas. Además, las confiará a nuevos pastores que las libren del temor, de la dispersión y de los peligros. “Ninguna se perderá”, añade el oráculo.
En un día como hoy podemos proclamar con el salmo la misericordia que nos salva: “El Señor es mi pastor, nada me falta” (Sal 22). 
En la carta a los Efesios se nos recuerda que Jesucristo ha venido a derribar el muro de enemistad que separaba a Israel de los demás pueblos. Esa consideración de la paz y del encuentro entre todos los hombres es hoy más necesaria que nunca.

EL DESCANSO Y LA CURIOSIDAD
El evangelio del domingo pasado nos decía que Jesús envió a sus discípulos a predicar, a liberar de los demonios a las gentes y a sanar a los necesitados.  En el texto que hoy se proclama (Mc 6,30-34) contemplamos el retorno de los discípulos, que dan cuenta a su Maestro de lo que han hecho y enseñado. 
• En primer lugar, vemos que Jesús tiene la delicadeza de llevarlos a un lugar solitario, con el deseo de que puedan descansar de su misión.    
• Pero el texto anota que las gentes reconocen a Jesús y a sus discípulos. Se sugiere con esa observación que el Maestro y sus discípulos suscitan curiosidad.
 • Los que reconocen a Jesús no quedan anclados en su comodidad y en su rutina. Se ponen en camino y se adelantan por tierra hasta el lugar donde ellos pretendían descansar.

LA ORFANDAD Y EL ENCUENTRO
Al desembarcar, Jesús vio a la multitud y se compadeció de ella, “porque andaban como ovejas que no tienen pastor”. Esta observación convierte a este texto en un testimonio muy actual. Como ha escrito el papa Francisco, “la mentalidad mundana nos engaña, nos atonta y nos vuelve mediocres, sin compromiso y sin gozo” (Gaudete et exsultate, 159). 
• “Como ovejas sin pastor”. Esa es una forma muy gráfica para describir la situación de las gentes  que salen al encuentro de Jesús. Ni la situación política ni los cultos de Jerusalén podían ofrecer a las gentes verdadero amparo y esperanza.
• “Como ovejas sin pastor”. Así parece caminar en su orfandad una gran parte de la humanidad de hoy, seducida por la apariencia de las modas y el consumo y alejada de la búsqueda de la espiritualidad y del sentido de la vida. 
•  “Como ovejas sin pastor”. Esa parece la situación de muchas personas bautizadas, que durante un tiempo han declarado ser creyentes no practicantes para terminar avergonzándose hasta de parecer creyentes.

Prohibido quejarse

Prohibido quejarse analiza cómo la queja se ha convertido en un recurso habitual en nuestro tiempo y cómo alimenta el clima de negatividad pero se muestra inútil para afrontar y resolver los problemas. Y ofrece anécdotas, ejercicios y estrategias de crecimiento personal y social para recuperar la autoestima, el entusiasmo y la motivación y volver a poner la confianza, la responsabilidad y la competencia en el centro de nuestras vidas. El libro conecta con la filosofía del papa Francisco, a quien cita en varias ocasiones. El libro incluye de regalo en su interior el cartel "Prohibido quejarse", que el mismo Papa colocó en la puerta de su residencia en Santa Marta. 

Autor Salvo Noé
Editorial San Pablo
ISBN 9788428554770
168 páginas
Precio: 14,50 euros

Biblia para Chiquitines

Este libro presenta una selección de los episodios más famosos de la Biblia acompañados de unas encantadoras ilustraciones y con un lenguaje especialmente adaptado para que los primeros lectores disfruten de estos relatos bíblicos que sin duda harán las delicias de los más pequeños. Además, una explicación de los valores positivos que se desprenden de los relatos bíblicos y la información necesaria para que padres y maestros puedan trabajar con los pequeños estos temas universales ponen el broche de oro a este bonito libro.

Editorial Libsa
48 páginas
ISBN  9788466236096
Precio 6 euros.

Profetas y enviados Mc 6,7-13 (TOB15-18)

“Vidente, vete y refúgiate en tierra de Judá: come allí tu pan y profetiza allí”. No es muy educado este saludo que Amasías dirige al profeta Amós, según se lee en este domingo 15 del tiempo ordinario (Am 7,12-15). Se ve que el sacerdote Amasías no quería que las gentes que acudían al santuario de Betel se vieran perturbadas por aquel pastor llegado del sur. 
Pero hay algo más inquietante. Amasías, recuerda que aquél es un santuario real, “el templo del país”.  El reino del norte se ha independizado del reino de Judá. El poder oficial no quiere saber nada del templo de Jerusalén y favorece el culto y los sacrificios de los santuarios “autonómicos”. La política no acepta de buena gana a la profecía. 
Pero Amós replica con toda franqueza. Él no es un profeta ni presume de serlo. Es tan solo un pastor y cultivador de higos. Pero Dios lo ha enviado a proclamar un mensaje de conversión en las tierras del norte y él no puede guardar silencio.  Es bien consciente de la fidelidad que debe al Señor que lo ha enviado.

TRES ACTITUDES
Del envío habla también el evangelio que hoy se proclama (Mc 6,7-13). Ahora es Jesús quien elige y envía a sus mensajeros, dándoles autoridad sobre los espíritus inmundos. Amós fue rechazado por el poder establecido y por la corrupción que generaba. También los discípulos de Jesús saben que a veces no serán recibidos ni escuchados. 
Al enviarlos de dos en dos, Jesús instruye a sus discípulos y les advierte, al menos, de tres cualidades que deberán acompañarlos por el camino:
• En primer lugar, la pobreza.  Habrán de caminar ligeros de equipaje. Les basta llevar lo más elemental. Anunciar el mensaje con pobreza facilitará la rapidez de sus movimientos.
• En segundo lugar, la sencillez. Habrán de aceptar con gratitud el hospedaje que se les ofrezca. No tienen derecho a sentirse importantes. No pueden exigir nada.
• En tercer lugar, la valentía y la libertad. El anuncio de un mensaje interpelante hará que los ignoren y rechacen.  Habrán de estar dispuestos a seguir su camino sin resentimiento. 

UNA TRIPLE TAREA
Tras explicar el estilo que ha de acompañar a los enviados, Jesús les expone el objeto mismo del envío. Una triple lección, válida también para los evangelizadores de hoy.
• Los discípulos salieron a predicar la conversión. Es importante hablar siempre de Dios. Y es totalmente necesario exponer a los hombres la voluntad de Dios. Y exhortarlos a conocerla, a seguirla y a dar testimonio de ella. 
• Los discípulos expulsaron demonios. Según el papa Francisco, el diablo no es “un mito, una representación, un símbolo, una fugura, o una idea” (Gaudete et exsultate, 161). Esa es la mayor trampa del demonio. Así que hay que prepararse para el combate. 
• Los discípulos ungían con aceite a los enfermos y los curaban. En este mundo, desgarrado por el dolor y el sufrimiento, muchos necesitan una curación integral. Los creyentes somos enviados a llevar el consuelo y la compasión de Dios a todos los que sufren.

Y, a pesar de todo, creer (Francesc Torralba)

«No trato de convencer a nadie. No me propongo articular una apologética de la fe al modo clásico. Los tiempos de la batalla entre defensores y detractores han sido definitivamente superados. En las sociedades occidentales posmodernas y líquidas, creyentes y no creyentes vivimos en paz, aceptamos la pluralidad como un hecho, incluso como un valor, y juntos luchamos por un mundo mejor. Deseamos conocernos y comprendernos y, sobre todo, identificar los ámbitos de intersección que nos unen.Tampoco me propongo hallar argumentos supuestamente científicos para dar legitimidad racional a mis creencias. Respeto al sentido último de la vida humana, a lo que verdaderamente nos espera después de la muerte, a la existencia o no de Dios, la ciencia no puede emitir un juicio certero, pues tal cuestión trasciende los límites de su metodología y también sus objetivos como saber humano. Simplemente deseo expresar, en primera persona del singular, las razones que me inducen a creer en Dios o, mejor dicho, a vivir confiado en él. Se puede vivir legítimamente sin Dios en este mundo, pero también es legítimo enfrentarse a las grandes experiencias de la vida desde la fe en Dios» (F. Torralba).

Autor: Francesc Torralba
Editorial: PPC
ISBN 978-84-288-3277-9
120 páginas
Precio: 15 euros

Historias de la Biblia

Un libro que ayuda al niño a descubrir algunos de los acontecimientos más importantes del Antiguo y del Nuevo Testamento a través de divertidas escenas. Con variados juegos como localizar objetos, contestar preguntas, buscar diferencias, y encontrar al monito que salta de escena en escena. Un libro divertido y entretenido para compartir en familia.

Autor: B.A. Jones
Ilustrador: Gill Guille
Editorial PPC
ISBN 9788428831123
24 páginas
Precio: 15 euros

El profeta en su tierra Mc 6,1-6 (TOB14-18)

“Te hagan caso o no te hagan caso (pues son un pueblo rebelde), sabrán que hubo un profeta en medio de ellos”. Con esas palabras Dios envía al profeta Ezequiel para que se dirija a los iaraelitas, que se han rebelado contra el Señor. Este texto que hoy se  proclama  en la celebración de la misa dominical (Ez 2, 2-5) habla del profeta, de su pueblo y de Dios.
El profeta cuenta que ha recibido el Espíritu y escucha la palabra que Dios le dirige. Pero esa palabra no es un tesoro que puede guardar. Es enviado a transmitirla a su pueblo.
De paso, el profeta es advertido por Dios de la dureza del pueblo al que se ha de dirigir. Seguramente se negarán a escuchar el mensaje que Dios quiere comunicarles. 
Ahora bien, el profeta enviado por Dios, es ya por sí mismo un signo elocuente de la misericordia del Señor que lo envía a su pueblo. 

TRES PREGUNTAS
En el evangelio que hoy se proclama se nos da cuenta de una visita que Jesús realizó a su ciudad de Nazaret (Mc 6,1-6). Cuando el sábado empezó a enseñar en la sinagoga, las gentes quedaron asombradas. Pero ese asombro era en realidad un escándalo que se manifestaba en una cascada de preguntas.
• “¿De dónde saca todo eso”? Creían conocerlo bien. Por eso no podían entender que alguien de su propio pueblo les ofreciera una doctrina que no había salido de ellos y de su ambiente. No estaban dispuestos a cambiar, como dice ahora el papa Francisco.
• “¿Qué sabiduría es esa que le ha sido dada?” Las gentes de Nazaret están orgullosas de su propia sabiduría. Tienen todas las respuestas. Pero Jesús les obliga a revisar sus conocimientos y actitudes.
• “¿Y esos milagros que realizan sus manos?” Para los habitantes de Nazaret lo “normal” se ha convertido en la “norma”. Pero con sus milagros Jesús ha llegado a romper la rutina habitual. Y eso los desequilibra.

MAESTRO Y GUÍA
El texto evangélico anota que Jesús se extrañó de su falta de fe. A quien vive de cara a Dios le resulta difícil comprender que los que se consideran creyentes rechacen la voz que Él les dirige. Pero solo se recoge un comentario de Jesús: 
• “No desprecian a un profeta más que en su tierra”. Seguramente se trataba de una especie de refrán popular. Pero la frase encierra una experiencia universal. El profeta “anuncia” siempre unos valores. Pero son muchos los que aceptan “lo que hay”.  
• “No desprecian a un profeta más que en su tierra”. Además, el profeta ha de tener el valor y la osadía de denunciar los antivalores que deshumanizan a la persona y a la sociedad. Pero muchos se han acostumbrado a pensar que “todo vale”.
• “No desprecian a un profeta más que en su tierra”.  Para poder anunciar con verdad y denunciar con credibilidad, el profeta ha de aprender a “renunciar a muchos intereses y comodidades. Pero siempre es molesto quien trata de remar “contra corriente”.

Te lo mereces (Merche)



 LETRA
Sé que no has tenido tiempo de curarte todas las heridas
Que nunca es fácil olvidar a quien se quiere todavía
Que aunque sé que estás sufriendo
No hay nada que sea eterno
Y que no lo cure el tiempo
Deja de llorar, dale un respiro al corazón
Mira bien tu alrededor
Y quédate con lo mejor
Sabes bien que en esto no hay explicación
Que así son las cosas del amor
Pero todo tiene solución
Te lo mereces
Que cuando amanezca vuelva a brillar tu sonrisa
Que ese mal de amores se marche con la brisa
Oh oh oh oh, te lo mereces
Tu vida comienza ahora, te lo mereces
Mira que la vida está brindando un nuevo día
Para que lo goces, escucha bien mi melodía
Y yo subiendo, bajando, esto sigue sonando
Mientras recuperas la alegría
Que lo bueno está esperando a la vuelta de la esquina
Pa’ darte la bienvenida
Deja de llorar, dale un respiro al corazón
Mira bien tu alrededor
Y quédate con lo mejor
Sabes bien que en esto no hay explicación
Que así son las cosas del amor
Pero todo tiene solución
Te lo mereces
Que cuando amanezca vuelva a brillar tu sonrisa
Que ese mal de amores se marche con la brisa
Oh oh oh oh, te lo mereces
Tu vida comienza ahora, te lo mereces
Oh oh oh oh, no te caigas y sigue andando
Oh oh oh oh, que las penas pasan volando
Oh oh oh oh, vuelve a despertar con una ilusión
No mires atrás, que la vida está hecha pa’ gozar
Te lo mereces
Que cuando amanezca vuelva a brillar tu sonrisa
Que ese mal de amores se marche con la brisa
Oh oh oh oh, te lo mereces
Tu vida comienza ahora
Te lo mereces
Que cuando amanezca vuelva a brillar tu sonrisa
Que ese mal de amores se marche con la brisa
Oh oh oh oh, te lo mereces
Tu vida comienza ahora, te lo mereces