Enlaces a recursos sobre el AÑO LITÚRGICO en educarconjesus

Creo en la resurrección Jn 20,1-9 (PAA1-14)


Fiesta de la Luz Jn 20,1-9 (PAA1-14)



“Hay cristianos cuya opción parece ser la de una cuaresma sin Pascua”. Así ha escrito el Papa Francisco en su exhortación La Alegría del Evangelio (n.6). La Cuaresma nos ha ido preparando para aceptar  la cruz de Jesucristo y para seguirle por el camino.
El tiempo de Pascua nos ha de ayudar a vivir con el Señor una vida resucitada. Así lo canta el himno: “Pascua sagrada, ¡oh fiesta de la luz!, despierta tú que duermes, y el Señor te alumbrará”.
Durante el tiempo de Pascua vamos a meditar el libro de los Hechos de los Apóstoles. El discurso de Pedro que hoy se lee no es una lección sobre ideas abstractas. Es un testimonio de vida: “Nosotros comimos y bebimos con él después que resucitó, y él nos envió a anunciar al pueblo que Dios le ha puesto como Juez de vivos y muertos”.

EL SEPULCRO VACIO

También el evangelio nos refiere el testimonio de Pedro y el discípulo amado del Señor. Aquel primer día de la semana, las mujeres se acercaron hasta el sepulcro de Jesús, pero lo encontraron vacío. Hasta hablaban de unos ángeles que les anunciaron que Él estaba vivo.
Alarmados por estas noticias, los discípulos corrieron hasta el sepulcro. No vieron el cuerpo de Jesús. La constatación de la ausencia del Señor motiva el crecimiento en la fe. Si el Señor no está entre los muertos, su vida entera puede ser releída con ojos de fe.
• También nosotros contemplamos hoy el sepulcro vacío de Jesús. Nos llama la atención que el evangelio repita tantas veces que tanto María Magdalena como los dos discípulos “vieron” el sepulcro vacío y las vendas que habían envuelto el cuerpo de Jesús. 
• También nosotros en este día de Pascua somos invitados a ver con los ojos de la fe el misterio del Señor Resucitado. Y repetimos con gozo uno de los himnos pascuales: “La mañana celebra tu resurrección y se alegra con claridad de Pascua. Se levanta la tierra, como un joven discípulo en tu búsqueda, sabiendo que el sepulcro está vacío ”.

LAS COSAS DEL CIELO

La carta a los Colosenses que hoy se lee en la eucaristía contiene una exhortación a vivir  como resucitados:
• “Hermanos, ya que habéis sido resucitados con Cristo, buscad las cosas del cielo, donde está Cristo sentado a la derecha de Dios”. De hecho, por el bautismo hemos muerto a un mundo de pecado.  Y hemos resucitado con él, que es nuestra cabeza. 
• “Pensad en las cosas del cielo, no en las de la tierra”. Cristo es ya ahora nuestra vida. Su vida orienta la dirección de la nuestra. Nuestros pensamientos e intereses han sido modificados por su vida, por su muerte y por su resurrección.
• “Cuando él aparezca, vosotros también apareceréis con él y tendréis parte en su gloria”. Cristo es ya ahora nuestra vida, el motivo para vivir de otra manera. Pero es también el fundamento de una esperanza que nos lleva más allá de la muerte.

Postrado ante la cruz (canción-oración)

Semana Santa en pasos



Fuente: dibujosparacatequesis.blogspot

Jesús muere en la cruz (desde la ciencia)

El blog "primeroscristianos.wordpress" recoge una serie de entradas en que aborda los sufrimientos de Jesús desde el huerto de los olivos hasta el descendimiento de la cruz analizados por un fisiólogo. Os ofrezco el enlace al artículo que cierra una serie de 6 que puede servir como resumen de todo el doloroso e intenso clavario que sufrió el Señor (leer más)

Llorar igual que Pedro


Letra:

 Pedro te negó tres veces:
mil veces yo te negué.
Si Pedro lloró su culpa,
mi culpa yo lloraré.
Si Pedro lloró su culpa,
mi culpa yo lloraré.

Hoy quisiera llorar igual que Pedro,
porque, al igual que Pedro, te he negado.
Hoy te vengo a decir que me arrepiento
y que soy de los tuyos y que sigo a tu lado.
Hoy quisiera llorar igual que Pedro,
porque, al igual que Pedro, te he negado.

Te he negado, Señor, y fui cobarde,
porque no quise dar por Ti la cara.
Tuve miedo y fingí no conocerte,
y al pasar Tú a mi lado, yo te he dado la espalda.
Hoy quisiera llorar igual que Pedro,
porque no quise dar por Ti la cara.

Miércoles Santo. La traición se consuma por "nada"

Hoy el evangelio se centra en el encuentro de Judas con los sumos sacerdotes. 30 monedas de plata es el justo precio. Pero ¿da satisfacción a su corazón? (leer evangelio y meditación)

Martes Santo. Camino de Pasión

Para buscar un momento y descansar sobre el evangelio que hoy se nos propone del evangelio de Juan. El Señor anuncia la traición de uno de sus amigos y anticipa nuevamente su pasión (ir a lectura y meditación)

Orar al Señor... de muchas formas

Más de 50 propuestas para orar por nuestros amigos de CATHOLIC.NET. Cada propuesta tiene un misma estructura:

-Evangelio
-Oración introductoria
-Petición
-Meditación
-Reflexión
-Propósito
-Diálogo con el Señor

La sangre de Cristo Mt 26,14-27,66



Celebramos el Domingo de Ramos. En la primera lectura, se proclama uno de los cantos del Siervo del Señor, que nos van a acompañar en estos días. “El Señor Dios me ha abierto el oído; y yo no me he rebelado ni me he echado atrás”. Esta figura del siervo profeta que escucha la palabra de Dios es el anticipo del Mesías Jesús, que, según san Pablo, “se humilló a sí mismo y se hizo obediente hasta la muerte, hasta la muerte en la cruz”. 
La bendición y la procesión de los ramos nos introduce en el ambiente de la Semana Santa. Como los peregrinos que se acercaban a Jerusalén también nosotros  cantamos: “¡Viva el Hijo de David! ¡Bendito el que viene en nombre del Señor! ¡Viva el Altísimo!” Que él traiga la salvación a nuestra vida.
Llevamos a casa uno de los ramos bendecidos en este domingo. Y nos comprometemos a mirarlo con fe, para recibir cada día al Señor que viene hasta nosotros.

EL PAPEL DE PILATO

Pero en el evangelio se lee siempre la pasión de Jesús. En el relato según san Mateo encontramos algunos rasgos exclusivos de este evangelista. Por ejemplo, estos tres:
• Sólo en él dice Jesús que podría acudir al Padre, quien pondría a su disposición legiones de ángeles.
• Sólo en él se narra la muerte de Judas y el destino de los dineros que había percibido por la traición.
• Y sólo en él se anota que en el momento de la muerte de Jesús la tierra tembló, se abrieron los sepulcros y muchos resucitaron.
Por otra parte, vemos que el relato de la pasión de Jesús según san Mateo trata con respeto a Pilato y el poder que representa. He aquí otros tres ejemplos:
• La mujer de Pilato interviene a favor de Jesús, al que reconoce como inocente.
• El procurador se lava las manos y parece descargar toda responsabilidad sobre los dirigentes de los judíos.
• Y por fin, Pilato permite poner guardia frente al sepulcro de Jesús.

Y LA VOZ DEL PUEBLO

Para este relato evangélico, el bien de la paz y la vivencia del mensaje de Jesús obligan a suavizar los recuerdos de aquellos momentos tan dolorosos. Entonces y ahora la evangelización está por encima y al margen de la revancha y del reproche.
Hoy contemplamos a Jesús, sumido en el silencio frente a Pilato, mientras el pueblo le desafía gritando:
• “Su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos”. Podemos aplicarnos esta proposición, conscientes como somos de que nuestras rebeliones contra el proyecto de Dios han hecho correr la sangre de su Hijo y la de muchos otros hijos de Dios.
• “Su sangre caiga sobre nosotros y sobre nuestros hijos”. Por otra parte, tendríamos que repetir con humildad y confianza este deseo, aparentemente blasfemo, puesto que sólo la sangre de Cristo puede salvarnos de nuestros pecados individuales y estructurales.

Cine para ver y pensar

Hace tiempo que no tocamos el cine. Pues recomendamos tres películas a la vez. ¿Motivo? Un artículos de la revista "Misión joven" que nos centra temática, trama y videoforum para trabajar con adolescentes. Las tres películas comparten su origen: todas son una adaptación cinematográfica de su libro. Y comparten también protagonista: 3 jóvenes en circunstancias muy diferentes. Estos son sus títulos:







El artículo de ayuda que no tiene desperdicio alguno es de Jesús Villegas. Para leerlo sigue este ENLACE A MISIÓN JOVEN y en la columna de la izquierda pincha en "Materiales" y después en "Tres libros,tres películas, tres jóvenes"


"Razones" de Martín Descalzo

José Luis Martín Descalzo fue un visionario del encuentro sencillo e íntimo con Dios. Desde su ministerio y su oración ahondó en la relación de cercanía del cristiano con su Padre. Esta página nos acerca a una buena selección de sus artículos o pensamientos que ayudan a degustar la presencia de Dios en nuestra vida. Uno de los últimos escogidos es su particular "Vía Lucis" que merece la pena orar. (Leer más)

Abre nuestra tumba e inúndala de tu Luz Jn 20,1-9 (PAA1-14)